FECHA: 04 / ABRIL / 2017
Infancia sin Fronteras con los damnificados por las inundaciones en Perú

FECHA: 3 / ABRIL / 2017
Las familias saharauis siguen necesitando ayuda

FECHA: 14 / MARZO / 2017
Fundació Ordesa, nuevo aliado de nuestro programa de salud en Nicaragua






Nicaragua es una tierra de lagos, volcanes y huracanes; con una mayoría de población femenina y joven. Infancia sin Fronteras trabaja desde su fundación a favor de los derechos de la infancia nicaragüense, centrándose en el área sanitaria y educativa.

¡Gracias, Ordesa! from Infancia sin Fronteras on Vimeo.



Infancia sin Fronteras desarrolla su programa de salud en 15 comunidades de Matagalpa (Nicaragua), beneficiando a 11.950 niños y niñas, y a sus familias. El programa incluye la prevención, el diagnóstico y el tratamiento médico y nutricional. Cada año se realizan consultas médicas, jornadas de peso y talla, charlas de sensibilización, jornadas formativas, campañas de vacunación y desparasitación. Además se aportan complementos nutricionales y se mantiene a disposición de los usuarios una farmacia social.

Todas estas acciones se llevan a cabo en los Centros de Desarrollo Infantil que Infancia sin Fronteras gestiona en las comunidades y barrios más desfavorecidos, contando con un equipo multidisciplinar de médicos, enfermeros, psicólogos, promotores comunitarios, etc. Estas infraestructuras requieren un mantenimiento cada cierto tiempo, con el fin de asegurar las garantías de salubridad, seguridad y dignidad en la atención que reciben las familias a las que apoyamos.

Este año, con la ayuda de la Fundació Ordesa, podremos rehabilitar las instalaciones de 12 Centros de Desarrollo Infantil. Reforzaremos su seguridad, asegurando los techos y las vigas, renovando la pintura y los sanitarios y mejorando la carpintería. ¡Las obras ya han comenzado!

¡Muchas gracias Fundació Ordesa, en nombre de todos los niños y niñas a los que ayudamos cada día!

FECHA: 9 / FEBRERO / 2017
Mujeres, alfabetización y acceso a agua potable en Dan Dabo, Níger












Finaliza la III fase del proyecto de apoyo a la aldea de Dan Dabo, en Maradí (Níger), que ha contado con el apoyo de la compañía CEVA Logistics.

Níger, el país más pobre del mundo de acuerdo a los índices de Naciones Unidas, es también el tercer país del mundo peor para vivir siendo mujer. Desde el año 2005 llevamos a cabo diferentes apoyos a la población de la región de Maradí, con especial foco en la infancia y el colectivo femenino.

CEVA Logistics y su equipo humano que nos acompañan en la zona, en este camino hacia la alfabetización de las mujeres, la creación de huertos, la construcción de pozos, etc. a lo largo de los últimos años, continúa presente manteniendo su compromiso y aportando financiación a esta III fase que concluye el proyecto de apoyo a Dan Dabo, pequeña aldea de la región de Maradí.

Terminamos el proyecto con la construcción de un aula polivalente para usos formativos y comunitarios, el plan de alfabetización de las mujeres de Dan Dabo, y la construcción de una fuente de agua potable para la aldea; gracias al apoyo reiterado de CEVA Logistics.

El primer objetivo del proyecto era la construcción, el equipamiento y la adquisición del material didáctico de un aula polivalente para desarrollar actividades del proyecto y como lugar de reunión comunitaria. Las labores de construcción, en las que participaron activamente los vecinos de Dan Dabo, se llevaron a cabo durante el mes de marzo de 2016.

Las sesiones de alfabetización se han impartido en Hausa, idioma hablado por unos 24 millones de personas como lengua nativa y por otros 15 millones de personas como segunda lengua. En 2016, gracias a este proyecto, sesenta mujeres de entre 16 y 35 años han recibido formación para poder leer, escribir y realizar pequeñas operaciones matemáticas útiles en su día a día.

La segunda actividad del proyecto ha consistido en la construcción de una fuente de agua potable, gestionada por la Asociación de mujeres de Dan Dabo, con un ramal en el centro de la aldea, para facilitar el acceso a agua potable a todos los habitantes.

Antes del proyecto, las mujeres, encargadas de la tarea de cargar con el agua a sus viviendas, tenían que desplazarse hasta el pozo principal de Dan Dabo, a las afueras de la aldea, y cargar con los bidones con el esfuerzo físico y pérdida de tiempo que ello suponía.

Con el fin de promover el buen uso del agua potable de la fuente se organizó una sesión formativa impartida por un miembro de la Dirección departamental del agua de Maradí, que permitió a la comunidad comprender el mecanismo de la gestión del agua, y se promovió un cambio de comportamiento respecto a la higiene, una vez garantizado el acceso al agua potable de calidad, además de reforzar la formación en gestión de los movimientos asociativos de las mujeres.

Gracias, CEVA Logistics, en nombre de toda la comunidad de Dan Dabo.

FECHA: 3 / ENERO / 2017
Infancia sin Fronteras acompañó a los Reyes Magos para llegar a más niños

FECHA: 23 / DICIEMBRE / 2016
'Para ti, para mí', Infancia sin Fronteras y Suecos siguen caminando juntos.










El calzado es algo tan básico que la mayoría de nosotros no podemos imaginar que en algunos lugares del mundo existan niños que carecen de zapatos. Es innegable que el calzado afecta a la salud y a la seguridad de las personas, previniéndonos de enfermedades y lesiones. La infancia, como grupo social especialmente vulnerable en las sociedades, necesita de un calzado decente con el que poder jugar, ir a la escuela; en definitiva, con el que poder crecer y tener una vida digna.

En algunas zonas del mundo, como los países de América donde trabajamos, hay zonas muy lluviosas donde el barro es frecuente y estar calzado resulta especialmente crucial para los niños y niñas; hasta el punto de que algunos de ellos no asisten a la escuela por carecer de zapatos.

Desde el inicio de la colaboración en 2009, Suecos ya ha donado más de 27.000 zuecos a niños y mujeres madres en situaciones desfavorecidas, a través de Infancia sin Fronteras, en diferentes países. Se trata de unos zuecos que ofrecen estabilidad al caminar y están compuestos de material antibacteriano, por lo que resulta un calzado adecuado para los niños y niñas que viven en zonas rurales.

Este año Suecos renueva su colaboración con Infancia sin Fronteras bajo el lema “Para ti, para mí” (http://www.suecos.es/pages/para-ti-y-para-mi). La campaña se desarrollará a lo largo del año y por cada par de zuecos vendido en su tienda online (http://www.suecos.es/), Suecos donará otro par a Infancia sin Fronteras con el fin de llegar a niños y niñas en situación de exclusión social. El próximo año se prevé la entrega de 2.500 unidades en República Dominicana y Haití. Muchas gracias, Suecos. ¡Sigamos caminando juntos!