INFANCIA SIN FRONTERAS, MEDIO AÑO CON PRESENCIA ININTERRUMPIDA EN HAITÍ DESARROLLANDO ACCIONES HUMANITARIAS PARA LA POBLACIÓN


La organización dirige ahora sus esfuerzos en ayudar a los niños

Desde que sucedió el terremoto en Haití, Infancia sin Fronteras está presente en el terreno de manera ininterrumpida durante más de medio año, interviniendo en ayuda de emergencia y desarrollando acciones humanitarias para atender a familias de damnificados.

El apoyo sanitario a hospitales y orfanatos, y la entrega de medicamentos fue la labor inmediata para salvar vidas, la cual llevaron a cabo con el apoyo de la MINUSTHA Uruguaya. Se proporcionó cobijo, alimentación, y atención médica y afectiva a niños haitianos en un hogar de acogida en Santo Domingo hasta su recuperación física y psíquica.

Más de 3.000 personas han contado con la asistencia de Infancia sin Fronteras en dos campamentos donde se estableció la organización (en Croix Des Bouquets y en Tabarre) en los cuales se han ofrecido a los desplazados tiendas de campaña para su cobijo; repartos de kits alimenticios y de material higiénico; se les instalaron sistemas de agua potable, de prevención de inundaciones y de recogida de basuras, y se crearon espacios multiusos.

150.000 kilos de ayuda humanitaria de primera necesidad, procedente de donaciones de la sociedad española, fue gestionada y enviada en dos embarques hasta la zona. Actualmente, se está agrupando otro envío que será repartido, entre otros, en dos nuevos campamentos localizados en Croix des Bouquets (APA y CASM).



Proyectos centrados en la infancia


Siete meses después, el trabajo de Infancia sin Fronteras se centra en la atención a la población más vulnerable, la infancia. En este sentido, la organización está apoyando a dos orfanatos ubicados en la región Oeste de Haití, Centre d'Encadrement d'Enfant de la Croix des Bouquets (CEECB) y Orphelinat Esperance des Enfants (OEE) en los que se encuentran 227 niños en situación de orfandad, abandono y de extrema pobreza.

Como consecuencia del trabajo directo con la población local y las autoridades municipales, el personal expatriado en Haití ha identificado estos dos centros severamente dañados por el terremoto, que, con muchas dificultades, han seguido luchando por atender a la población infantil más pobre, e incluso han acogido a un creciente número de niños en situación de abandono como consecuencia del drama vivido en los últimos meses. Infancia sin Fronteras ha comenzado su intervención en ambos centros con apoyo alimenticio; teniendo en cuenta que estos menores recibían tan solo 1 o 2 comidas al día, la organización ha implantado un programa alimenticio para ampliar y homogeneizar los menús de estos centros, ofreciendo más comidas diarias tanto a los pequeños que se encuentran internos como a los que asisten en régimen de centro de día. Una partida de juguetes recibidos de la campaña "Un Juguete una Ilusión" tendrán como destino las ludotecas de estos centros.

Además de esta ayuda alimenticia, Infancia sin Fronteras está desarrollando un proyecto de asistencia para estos niños que conlleva la reconstrucción de infraestructuras para ofrecerles un cobijo seguro, la alimentación, la salud y la escolarización en ambos orfanatos. Este mismo proyecto también permitirá ofrecer asistencia sanitaria a 1.109 niños en situación de extrema vulnerabilidad ubicados en dos asentamientos espontáneos de Croix de Bouquets.



Acciones puntuales que requieren ayuda


Al margen de los programas de ayuda establecidos, Infancia sin Fronteras interviene en otras acciones puntuales detectadas por el equipo desplazado. Una de las actuaciones realizadas ha sido la organización de un equipo médico para asistir a numerosas personas que presentaban numerosas y diferentes dolencias y afecciones en los campamentos APA y CASM. Se ha realizado una intervención sanitaria para atender las diferentes patologías, incluso asistencia a embarazadas en avanzado estado de gestación. Además de las prescripciones médicas pertinentes, en algunos casos considerados de gravedad se les ha derivado al hospital de Croix Des Bouquets, institución que también ha entregado a Infancia sin Fronteras una partida de medicamentos y más de 2.000 preservativos, a través de la jefatura de enfermería.

La organización de este equipo sanitario y su cometido ha contado con el apoyo de la MINUSTHA Peruana, la cual ha estado en colaboración estrecha y permanente con Infancia sin Fronteras desde su desplazamiento a Haití.


Imprimir página


INFANCIA SIN FRONTERAS

Av. Leopoldo Calvo - Sotelo Bustelo, 6 LOCAL
28224 Pozuelo de Alarcón (Madrid)

902 333 503