'Para ti, para mí', Infancia sin Fronteras y Suecos siguen caminando juntos.


El calzado es algo tan básico que la mayoría de nosotros no podemos imaginar que en algunos lugares del mundo existan niños que carecen de zapatos. Es innegable que el calzado afecta a la salud y a la seguridad de las personas, previniéndonos de enfermedades y lesiones. La infancia, como grupo social especialmente vulnerable en las sociedades, necesita de un calzado decente con el que poder jugar, ir a la escuela; en definitiva, con el que poder crecer y tener una vida digna.

En algunas zonas del mundo, como los países de América donde trabajamos, hay zonas muy lluviosas donde el barro es frecuente y estar calzado resulta especialmente crucial para los niños y niñas; hasta el punto de que algunos de ellos no asisten a la escuela por carecer de zapatos.

Desde el inicio de la colaboración en 2009, Suecos ya ha donado más de 27.000 zuecos a niños y mujeres madres en situaciones desfavorecidas, a través de Infancia sin Fronteras, en diferentes países. Se trata de unos zuecos que ofrecen estabilidad al caminar y están compuestos de material antibacteriano, por lo que resulta un calzado adecuado para los niños y niñas que viven en zonas rurales.

Este año Suecos renueva su colaboración con Infancia sin Fronteras bajo el lema 'Para ti, para mí'. La campaña se desarrollará a lo largo del año y por cada par de zuecos vendido en su tienda online, Suecos donará otro par a Infancia sin Fronteras con el fin de llegar a niños y niñas en situación de exclusión social. El próximo año se prevé la entrega de 2.500 unidades en República Dominicana y Haití.

Muchas gracias, Suecos. ¡Sigamos caminando juntos!




INFANCIA SIN FRONTERAS

Av. Leopoldo Calvo - Sotelo Bustelo, 6 LOCAL
28224 Pozuelo de Alarcón (Madrid)

902 333 503