La salud de los más pequeños por encima de todo

El año 2018 ha supuesto un reto para el trabajo de Infancia sin Fronteras en Nicaragua. La inestabilidad social y política nos ha obligado a ser flexibles y tomar medidas extraordinarias de seguridad. No obstante, gracias al compromiso de nuestro equipo sobre el terreno, de las instituciones colaboradoras y, en general, de todos nuestros donantes, hemos podido alcanzar nuestros principales objetivos.

Buen ejemplo de esto es el proyecto “Promoción del derecho a la salud infantil en 15 comunidades de Matagalpa”, el cual, gracias a la financiación de Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Coslada, ha contribuido a la promoción del derecho universal y fundamental de la salud infantil, desde un enfoque global incluyendo aspectos físicos, psicológicos y sociales del entorno del menor.

El proyecto ha beneficiado 7.150 niños y 6.826 niñas de 0 a 12 años en 15 comunidades y barrios del Departamento de Matagalpa, a través de un programa que se sustenta en 3 pilares básicos: la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades infantiles más comunes y de los déficits nutricionales que sufren aproximadamente la mitad de la población infantil que habita en la zona de intervención.

A continuación, enumeramos algunos de los principales hitos alcanzados por el proyecto:

  • 8.144 niños/as beneficiarios han recibido suministro de sulfato ferroso y Vitamina A.
  • 476 niños/as han recibido suministro de desparasitantes.
  • 7.150 niños y 6.826 niñas de las comunidades han tenido a su disposición consultas médicas gratuitas.
  • 53 agentes de salud se han capacitado para promocionar la salud y sensibilizar a la población de las 15 comunidades.
  • 7.150 niños y 6.826 niñas de las comunidades han tenido acceso a medicamentos a precio de coste.
  • 1.577 niños y niñas diagnosticados con deficiencia nutricional grave tuvieron acceso a un programa de recuperación nutricional. 
  • El 87,43% de los niños y niñas detectados con desnutrición mostraron una tendencia nutricional ascendente.
  • Se repartieron 60 cocinas ecológicas entre las mujeres de la comunidad de Villa Kokomo con el objetivo de reducir el uso de leña y prevenir la incidencia de enfermedades respiratorias relacionadas con la inhalación de gases tóxicos en los hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies